Follow by Email

lunes, 11 de agosto de 2014

Estrés y la piel.


Existen comportamientos que podemos identificar claramente con el estrés: cuadro ansioso por falta de sueño, falta de concentración y relajación, cuadros depresivos, ganas de llorar y falta de energía al comenzar el día... "Pero también se puede dejar ver en la piel de muchas maneras", nos cuenta el Dr. Ruiz: acné, rosácea, dermatitis seborreica, psoriasis, uñas quebradizas, hiperhidrosis (sudoración excesiva)... Pueden aparecer en un brote de estrés o empeorar si ya se padecían.

Las consecuencias del estrés sobre la piel, sin duda, la afean notablemente y reducen la autoestima por su efecto estético. Pero, además, esas lesiones cutáneas son en sí mismas una fuente de estrés.

El País.

Taller para aprender a disolver el estrés.

 Entrenamiento practico.

30 Agosto Sábado en la nucia .Alicante
CONTACTO: por el chat de faceboock.
639663839. wassap 24 horas disponible
alohaeft@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario