Follow by Email

sábado, 23 de agosto de 2014

Hagamos nos preguntas trascendentes

Si te haces preguntas trascendentes es muy posible que no obtengas una respuesta que sea válida.

 Pero si puedes percibir y “sentir”  una intuición.

 Esta puede venir como un susurro, o puede ser tan fuerte y vasta como el Océano; 

                         una intuición, una especie de saber que se parece más a sentir el calor del sol en nuestra piel o el aumento de la alegría en nuestro corazón.



Feliz fin de semana

No hay comentarios:

Publicar un comentario