Follow by Email

jueves, 6 de noviembre de 2014

Falso Yo

Este personaje ficticio y falso, que constituye lo que yo creo que soy, y me convenzo que soy; mi falso yo, siempre encuentra maneras de crear las condiciones que necesita para hacerse sentir importante a sí mismo.
Nov. 2014 Guillermo Peña A.

La conocida y repetitiva sensación de hundimiento de estar solo, esa sensación terrible de insuficiencia, esos pensamientos temerosos preocupados ... ninguno de ellos, ni uno solo de ellos tiene que ver con quien realmente eres.

Sí, la sensación que sientes es real, el por qué es una mentira.

Nos hace vivir en un estado de identificación inconsciente con los siguientes estados:

* El de víctima perpetua.


 * No hay respiro ni se puede obtener un descanso.

*  Encontrarse demasiado débil para caminar lejos de lo que nos está destrozando. 

 *  Permanecer en un lugar claramente equivocado para nosotros, en el cual nos quedamos, por temor a encontrarnos en algún lugar peor.

Estas falsas identidades construyen un falso sentido del deber que uno debe ser fiel a estas identificaciones, a pesar de que puede llevarnos a la propia destrucción.

Nos hemos identificado inconscientemente con una sensación ficticia de nosotros mismos.

Las partes de nosotros que "creen" en su insuficiencia, en su incapacidad para hacer cambios significativos en nuestra vida, también son las mismas que nosotros enviamos en busca de soluciones para el sufrimiento que engendran.

Por ello es de la máxima importancia el reaccionar despertarnos y recordar nuestra verdadera identidad, nuestro verdadero ser.

 Derrumbando los escudos y las barreras que hemos construido, las cuales nos separan y alejan de la conciencia de nuestro verdadero ser.


Guillermo Peña A.
                                  

No hay comentarios:

Publicar un comentario